03 abril 2014

The Walking Dear imprevisible final de temporada, Rick ha vuelto


El final de la cuarta temporada de The Walking Dear está dando para muchos debates. Con unos índices de audiencia récord ha cerrado temporada con la expectación de una quinta temporada que se avecina movidita, y sobre todo distinta a todo lo que hemos podido ver durante estas temporadas.

The Walking Dear en su cuarta temporada hemos podido ver capítulos muy suaves que han profundizado más en el nivel psicológico de los principales protagonistas, que la acción en sí. Hasta el punto de resulta bastante aburrida en alguno de sus episodios. Por ello se esperaba un capítulo final espectacular.  Y lo fue, pese a las críticas más duras, y las ganas de más allá por octubre, por lo menos.



Tras dejar la cárcel, y conocer más en profundidad a los personajes, así como tener que sobrevivir en un mundo hostil. Los personajes han evolucionado, el grupo se dispersó hasta dar con un punto en común, la terminal. Ya vimos en el penúltimo capítulo cómo los primeros en llegar son Maggie y Glenn con el nuevo grupo de supervivientes. El reencuentro  era un hecho esperado, aunque no estaban todos. Falta saber el paradero de Berth, y el de Tyreese, Carol, Judith .... Y no vamos a pensar mal ...

En el episodio final es Rick junto a Carl y Michonne los que se aproximan a Terminus (la terminal) pero antes tiene un encontronazo con los justicieros del 'me lo pido' a los cuales se unió Darlyn. Y aquí es cuando nos preguntamos,  tras ver cómo Rick desgarra el cuello de Joe, y destripa a otro cual caminante sediento de sangre, si realmente es humano o simplemente ha recuperado el control y vuelve a ser el Rick del principio, y no el granjero que Hershel quiso educar. Hace acopio de esa locura para sobrevivir y salvaguardar la vida de su hijo y sus amigos. La tranquilidad y la seguridad que encontró en la prisión, ha terminado.

Si recordamos, en los primeros minutos del episodio podemos ver a Hershel en pequeños flashback de la prisión, y con ello deducimos la gran  influencia que ejerció en Rick. Pero el sheriff volvía a la acción del modo menos inesperado y sangriento.  Protagonizó su propia matanza zombie, y por eso Rick y el grupo entran con precaución en lo que parece ser el Santuario. Pronto descubrirán que algunos de los que allí están tienen objetos y ropa de Glenn y Maggie.

Se intuía que Terminus no iba a ser la tierra prometida. El tal Gareth que en un principio les acogió bien, pronto enseñará los dientes y los toman como rehenes. Tras unos minutos de confusión y un pequeño tiroteo terminan metidos en un vagón de tren. A esas alturas  ya tenemos claras muestras de lo que realmente es Terminus y cómo viven sus habitantes. ¿Canibalismo? Será algo que tendremos que descubrir en la quinta temporada.

El final de la cuarta simplemente espectacular. Encerrados juntos a Glenn, Maggie, Tara, Bob, Sacha, Abraham, Eugene y Rosita pronto descubrirán que ellos forman parte de la cadena alimentaria de Gareht y simplemente han seguido las ‘buenas’ señales a lo largo de la vía como reclamo. Muchos intuíamos que no todo iba a ser de color de rosa.

El final del episodio lo cierra Rick, en una intensa y demencial  frase que desafía al espectador.  El que fuera sheriff dice:  “se van a sentir muy estúpidos cuando lo averigüen“, a lo que Abraham le pregunta “¿Cuando averigüen el qué?“, a lo que Rick responde desafiante “Que se están metiendo con la gente equivocada“.

Un cierre completamente abierto que nos deja con las ganas y muchas interrogantes hasta octubre por lo menos. Porque una cosa si está clara. Hershel intentó suavizar el carácter del expolicía, viendo en lo que podía llegar a convertirse. Pero Rick es un depredador superviviente que los caníbales y nosotros descubriremos en la quinta temporada a buen seguro.

Otra de las novedades en la serie, es que no se ha perdido ningún personaje al final, a pesar de que se especulaba que Rick podría ser pasto de los caminantes, parece que no ha sido así, todo lo contrario, está dispuesto a dar más guerra de lo habitual, y con otra línea argumental completamente distinta, y muchas interrogantes y debates hasta la quinta temporada.

¿Qué te pareció el final de la cuarta temporada The Walking Dear?

Señores … Rick ha vuelto.